domingo, 5 de octubre de 2014

La Mansión De La anciana (Manoir DP)

Nuestras aventuras por Bélgica vuelven a tomar papel en el blog, en esta ocasión dejamos los hoteles a un lado para acercarnos a alguna de las mansiones conocidas, pero aún no demasiado, de allí.
Después de una noche bastante tranquila, que pasamos en unas camas de Rayos Uva de una spa abandonado, terminamos de revisar los abandonos que no quedaban por la zona (Doctor Pepito, Chateau R, Villa Das...) y decidimos acabar el día con una de las viviendas más impresionantes que se conocen en Bélgica.
El día, como de costumbre, no nos había acompañado demasiado, pues desde la mañana no había dejado de llover.
La distancia del último abandono al próximo no era demasiada, pero íbamos muy justos de tiempo y estaba empezando anochecer, además el lugar no nos cuadraba para pasar la noche dentro xD
Cuando estábamos a apenas cinco kilómetros el tiempo pareció estabilizarse y dejo de llover.
La fachada de la casa era la típica mansión Belga, toda ella rematada en ladrillo (un estilo similar al de The River Hotel)
No teníamos ni idea de por donde se entraría ni al patio ni a la casa, pero suponíamos que no nos daría ningún problema, y así fue, un camino bastante marcado en el patio, rodeaba el amplio edificio hasta llegar a un patio central, donde había dos Rancheras abandonadas y una ventana rota por donde entraríamos a La Manoir DP.





La fachada trasera se conservaba en pésimas condiciones, la mitad de las ventanas faltaban y las que no, tenían cristales rotos, sin embargo por delante la casa, sí no llega a ser por el patio-bosque podría colar por una casa habitada xD


La cocina estaba separada de la casa, se encontraban en uno de los muchos edificios que rodeaban la vivienda principal, en el resto de construcciones habían cientos de útiles extraños y granjas, a las cuales, se les había hundido parcialmente el techo.


 El esqueleto de un fantástico reloj de pared nos daba la bienvenida... Antes de empezar a hacer fotos nos quedamos husmeando cada rincón de la mansión, cuando estaba comenzando a subir las escaleras para la segunda planta, Alberto empezó a gritarme.
-¡David, mira lo que he encontrado!-
Le dije que cuando terminase la segunda planta bajaría a la primera, que abajo estaban el resto del grupo y a mi me gusta explorar solo.
Así que hasta que no comience con la primera planta no desvelaré el secreto por el que Alberto me estaba llamando a voces jajaja :)




Como era de imaginar, en la segunda planta estaban las habitaciones, de los que allí vivían, todas ellas colocadas tal cual las dejaron sus dueños al abandonar la casa, en muchos de los lugares en los que estuvimos en Bélgica y Francia fue lo que más me llamó la atención, por el lugar, además de algún ladrón que fue, por ejemplo a por los relojes y detalles similares, la casa no estaba nada ordenada, tan sólo con la colocación que sus propietarios dejaron al marcharse.


Continué explorando el resto de habitaciones, cada puerta que atravesaba era un mundo distinto, todas las estancias eran distintas, y las camas, cada cual, más bonita.


Los armarios, aún con la ropa colgada...


Además de habitaciones, también había uno o dos salones mucho más pequeños que los principales.

Una de las habitaciones más conocidas del lugar, en la que hay una cama y un escritorio, en Internet, de esta habitación se pueden encontrar perfectamente veinte o treinta fotos.


Conocidísima escultura en el urbex xD




Tras entretenerme más de media hora en sólo esta habitación y cada vez con menos luz, termino de ver la segunda planta.



Otra habitación más, con una cama muy parecida a la que hay en las fotos superiores a ésta.


El baño (sólo había uno) que se quedó a medias de una reforma, pues esta habitación en realidad había sido dormitorio.

Los radiadores, originales de la casa eran una auténtica pasada, todos ellos cromados y haciendo extrañas formas en el metal.

 Por último llegamos al dormitorio principal una de las salas más bellas que me he encontrado en un abandono, una foto vale más que mil palabras...

Cuando estaba en este dormitorio comencé a escuchar ruidos de muebles arrastrándose, cosa que me extrañó mucho por que en esta casa no era necesario mover nada, o eso pensaba...

Descendí por unas escaleras secundarios y me acerqué al lugar de donde provenían los ruidos.

Tachán!!!!!!!!!!! Un impresionante piano había aparecido, cuando le pregunté  Alberto de donde lo había sacado me dijo que de una sala de la cual tan sólo he visto una foto en Internet. ¿A qué conclusión llegamos al ver esto? Que los que realmente nos llamamos exploradores, no somos más que simples unos tíos que van a los sitios abandonados y hacemos fotos, no exploramos como tal, pues de este piano no se ha sabido nada en más de cinco años que lleva estando la casa abierta y en las decenas de reportajes que hay del lugar.
Cada uno puede sacar sus conclusiones, pro tengo claro que sí no llega a ser por Alberto y Roberto este piano no habría salido nunca a la luz y la casa se caería sin que la gente supiese lo que había en esa sala.


 Las escaleras principales eran muy simples, al igual que las de la mayoría de mansiones Belgas (cuando se trata de un castillo la cosa cambia)










Este era uno de los comedores, que al igual que el resto de la casa estaba intacto.




Un radio que calculo que sería de los sesenta, sí alguien sabe la época fijo que me lo diga ;)


Las escaleras secundarias, muy parecidas las principales, estas, incluso más amplias.




 El salón principal fue la última sala que dejé para sacar fotos, era una habitación muy amplia dividida en dos con un arco en el centro, había detalles para tirarse dos días.








En este salón había dos chimeneas una con estufa y otra sin ella, pero ambas de mármol.

La última habitación que vi fue esta, que era otro salón similar al anterior, pero arquitectónicamente más bonito y mucho más decadente, de aquí apareció el piano, que estaba entre esos montones de cajas y objetos.

Antes de marcharnos decidí hacer unas últimas tomas a detalles.








Para acabar explico el nombre del reportaje, en el street view de 2009 (era la última actualización)  aparece en la fachada principal una anciana cerrando el portón del jardín, no sé con certeza lo que ocurriría con esa señora, pero seguramente poco después de que pasase por allí el street la señora moriría, y a los pocos meses los exploradores comenzaron a entrar a la casa (mejor no imaginármela en 2009...)

Hasta aquí el reportaje de este lugar tan fabuloso.
Un saludo a todxs!!!!!









sábado, 20 de septiembre de 2014

La Villa Decadente (3ª Parte: Las Viviendas De Los Trabajadores)

Tercera y última parte del reportaje de este pueblo.
En esta entrada me centro principalmente en las viviendas de los trabajadores, en las que cada una tenía una época de abandono distinto, y eso es bastante visible en cada casa, había algunas que llevaban apenas cinco años sin ser habitadas y otras, que como en el caso de la vivienda que subí en la primera parte, llevan dos décadas cerradas.













Todas estas fotos pertenecían a una de las viviendas, esta con una sola planta, la fecha de abandonado es bastante reciente, no más de siete años, además de que posteriormente la casa se había utilizado para almacenar un coche estero desguazado en piezas, distribuidas por todas las salas del lugar.









Otra casa, de un tamaño similar a la anterior y de construcción casi idéntica, pero esta además de llevar abandonada cerca de veinte años, tenía la mitad de la casa cerrada, todo el ala de los dormitorios :(














Otra más, en este caso nos topamos con la típica casa en la que sus últimos ocupantes han sido unos ancianos con síndrome de diógenes, Aunque la casa estuviese llena de basura y trastos inservibles, se mantenía en su máximo esplendor, pues por ella, en los últimos siete años no había pasado nadie y se mantenía tal cual sus dueños la habían dejado, incluso tenía electricidad, como se puede ver en alguna foto.

 Esta última casa, que para mi gusto, fue la mejor, era otra vivienda de distribución similar a la de arriba, pero con bastantes más años de abandono, y eso era perceptible en cada habitación y en cada objeto que allí había.











 El comedor ocupaba dos habitaciones, estaba parcialmente vaciado, pero tenía detalles muy interesantes.



La cocina, igual a la anterior, pero más colocada.

Hasta aquí la última entrega de esta serie, espero que os hayan gustado todas las partes de este lugar tan espectacular.
Un saludo!