miércoles, 27 de agosto de 2014

La Villa Decadente (1ªParte:The Spider Mansion)

En esta ocasión a diferencia de lo que suele ser lo común en mi blog, voy a dividir el reportaje en tres entradas distintas, las dos partes sobrantes las iré subiendo semanalmente. Hago esto por que no se trata de un abandono común, ni mucho que menos, son más de siete viviendas, escuela, clínica, iglesia...vamos lo que viene siendo un pueblo, pero este a diferencia de otros que hemos visitado, tiene todas las construcciones vírgenes y con una decadencia que los que allí hemos ido podemos asegurar que es algo increíble y fascinante.
Antes de seguir con la explicación quiero dar las gracias a Roberto por habernos llevado a este lugar, que también al igual que otros que he subido recientemente está entre los mejores sitios que he tenido la oportunidad de visitar en todos los años que llevo enganchado a esto.

De nuestra primera visita hace más de seis meses fue una sorpresa llegar allí, por que Roberto tan sólo nos había dicho que a donde íbamos estaba en Coruña, no sabíamos lo que sería, salimos de donde estábamos muy tarde y llegamos al lugar de noche, por lo que apenas pudimos hacer cuatro malas fotos, tan sólo pudimos entrar en esta casa y en otras dos, pues creíamos que el resto del pueblo estaría cerrado, en nuestra segunda visita, hace poco más de un mes y medio, conseguimos acceder al resto de edificios.
Comienzo con el reportaje de Spider Mansion

 La vivienda tenía tan sólo una planta, con un tamaño que ronda los 300 metros cuadrados.


El acceso era muy simple, abrir una ventana de guillotina (que abren solas) y entrar, pero la cosa se complico, pues tuvimos que esperar un par de minutos a que se ventilase la casa, por que salía del interior un hedor insoportable a humedad.
En nuestra primera visita, debido a que llevaba sin entrar nadie unos cuantos meses (el último había sido Roberto)  las arañas habían ocupado toda la casa, y sus densas telas estaban por todas las estancias, impidiendo el acceso a muchas habitaciones, además debido a la muchísima humedad que hay en todas las construcciones del poblado, muchas arañas habían muerto y estaba cubiertas por una película blanquecina de moho.





La cocina era una de las zonas menos afectadas por la humedad, aunque la primera vez que fuimos, el techo estaba literalmente chorreando, y todos los cubiertos que estaban en un cajón en la mesa que se ve al fondo, se habían descompuesto parcialmente y era irreconocible lo que había sido.




 La lavandería que también tenía mucha humedad, el mueble empotrado es el mejor ejemplo, esa capa blanca eran hongos.





Uno de los muchos baños que había, este a diferencia de los siguientes no estaba muy decadente.




Había habitaciones dobles, con camas de matrimonio e individuales, todas con su lavabo y correspondiente mesilla.




En este pasillo ya comenzaba a verse bastante más humedad.






El salón principal, una de las salas más afectadas y de las más interesantes que tenía el lugar, aunque se veía que había sido vaciada en el momento de abandono, contenía cientos de detalles con los que poder perder muchas horas...


Una radio que le calculo que sería de los 60 completamente destrozada por el paso del tiempo.


Este baño, ya tenía un toque más original al anterior, la cosa se ponía cada vez más interesante...


Esta habitación, a pesar de estar en la zona que peor se conservaba, no tenía ni un resquicio de humedad.


Finalmente llegamos a mi ala preferida, esta habitación nos daba la bienvenida a las cuatro habitaciones más decadentes que jamás he visto y que, seguramente jamás vuelva a ver como no sea en este lugar.


 La palabra fascinado se queda muy corta para describir como me encontraba yo en el instante en el que me metí en la habitación.


El pasar de las habitaciones que mejor se conservaban a estas otras, hacía que tuviese la impresión de haber viajado en el tiempo, veinte o treinta años atrás, esto se veía reflejado en los utensilios de aseo personal, cepillos de dientes, pasta y peines idénticos, en la primera habitación estaban en perfecto estado, y en esta otra estaban completamente corroídos y llenos de moho...


Antes de salir de la habitación nos topamos con esta culebra que sí no me equivoco era acuática!!


 Otra sala bastante interesante xD En esta el suelo se hundía al pisar y había que ir haciendo un camino entre las tablas rotas, simplemente al apoyar el trípode, la madera su fragmentaba.

El cuadro que seguramente estuviese al lado de la TV se había soltado y había caído encima del florero, haciendo un agujero en la tela, otra muestra de las humedades de esta casa.


El cuadro que seguramente estuviese al lado de la TV se había soltado y había caído encima del florero, haciendo un agujero en la tela, otra muestra de las humedades de esta casa.


Otra sala bastante interesante xD En esta el suelo se hundía al pisar y había que ir haciendo un camino entre las tablas rotas, simplemente al apoyar el trípode, la madera su fragmentaba.




Otra habitación bastante curiosa, en la que los somieres de las camas se habían descompuesto, al igual que el colchón, y unas plantas bastante extrañas estaban creciendo en la pared.


La última habitación tenía una cama de matrimonio, también bastante degradada.


 Por último, visitamos este cuarto de baño, no tengo que decir nada, una imagen vale más que mil palabras...




Hasta aquí la primera parte de este lugar, que como ya he dicho, ha sido uno de los que más me han gustado en todo mi tiempo de exploración.
Un saludo!!!














domingo, 24 de agosto de 2014

The River Hotel (Hotel Regnier)

Este abandono junto a otros 20 es fruto de más de 6 meses de búsqueda incesante de sitios en Bélgica, quizás este hotel  sea uno de los más interesantes que he visitado en mucho tiempo, y es que, aunque los ladrones y el tiempo han hecho mucha mella en el lugar, aún mantiene el esplendor de varias décadas atrás, además de que en su interior es perceptible una decadencia casi inigualable en ningún abandono que haya visitado.

Después de haber estado en el conocido Chateau Noisy y comer en la bonita ciudad de Dinant  pusimos rumbo a los dos abandonos que nos quedaban de ver antes de comenzar la vuelta a España.
Curiosamente, uno estaba en frente del otro, pero antes de ira un palacio en el que las posibilidades de entrar eran casi nulas, preferimos acercarnos a este hotel construido hace más de 120 años y que sin lugar a dudas es una clara muestra de un hotel de lujo de aquella época.
Tras llegar a su fachada principal nos quedamos atónitos observando la majestuosidad de su construcción, como es típico allí todo formado de ladrillo y rematado en la última planta, con ladrillo escalonado.

Sin más comienzo con las fotos del magnífico River Hotel

El exterior del Hotel, ya nos dejaba con curiosidad por lo que abría en su interior, aunque ya había visto fotos de mucha más gente, tenía que comprobar que lo que vi en ellas aún seguía en su lugar. Quizás este sea uno de los abandonos en los que la decadencia estaba ganando terreno al vandalismo, aunque éste también estaba muy presente...

 Como suele ser en mi costumbre comencé a ver el edificio desde la última planta hacia abajo.
Según tenía entendido, lo más interesante estaba en la planta baja, pues en los pisos superiores tan solo había pasillo y habitaciones prácticamente vacías.

 Como era típico en los hoteles, incluso en lo de lujo (como es el caso de éste) en cada habitación había un bidé y un lavabo, en algunas habitaciones se había hecho un plato de ducha en tiempos bastante modernos, no más de 25 años.



 Creo recordar que este era el único esqueleto de una cama que quedaba, seguramente se robasen hace ya algunos años.





 El tejado de la última planta, en bastantes lugares se había venido abajo, y había algún pasillo secundario al que era imposible acceder.


Las piletas de los aseos eran de las más bonitas que he visto nunca, seguramente sea originales de la construcción del edificio.


Después de recorrer las tres plantas donde estaba el propio alojamiento, descendí hasta el primer piso donde estaban las cocinas,comedores, salones...



Este es uno de los comedores, en el cual no queda nada, y las molduras que pudiese haber en el techo se habían venido abajo.






Después de atravesar un sin fin de pasillos llegamos a las cocinas, que aún se mantenían en bastante buen estado.



 Antes de bajar al sótano fuimos a los dos salones principales que era toda una muestra de arquitectura de Finales del S.XIX.
 Además en este hotel encontramos uno de los cuatro pianos que vimos en aquella salida Belga.


La mitad izquierda del suelo había desaparecido, seguramente en un intento de reabrir el hotel.



 El otro salón era, aún más espectacular que el anterior, los detalles y la decoración de los techos era alucinante, y ya sin hablar de que las paredes estaban cubiertas de mármol.











Además de la escalera principal, había otras dos secundarias que subían a distintas alas del edificio. 

 Para terminar visitamos el sótano en el que también estaba el garaje en el que había varias lanchas y barcos pequeños que pertenecerían al dueño del hotel.

Este gato me lo encontré poco antes de salir del edificio, tan sólo le pude hacer esta foto, pues se fue rápidamente xD

Aquí termina uno de los reportajes de la visita a Bélgica.
Espero que os haya gustado!!