jueves, 9 de abril de 2015

The Body School

Este es uno de los puntos, al menos para mi gusto (aunque han sido unos cuantos) más fuertes de la segunda salida de urbex que hago fuera de la península, en esta a diferencia de la anterior, ampliamos el margen de abandonos a Alemania y a Luxemburgo, pues bélgica empezaba a quedarse pequeña, y desde luego, mereció la pena, esta escuela, es aún relativamente desconocida a nivel de Europa, y aún eso, no impidió encontrarnos a un grupo de fotógrafos, el acceso, como suele ser habitual en estos lugares no fue nada complicado, dos ventanas rotas que daban a la calle.

Aunque no haya información acerca del lugar en Internet, o al menos no he sido capaz de encontrarlo, es muy probable que en sus orígenes fuese hotel, pues las escaleras tuvieron un arreglo posterior para añadir el ascensor, antes serían dobles, y en el centro del edificio hay una sala que claramente se uso como salón, pues tiene molduras bastante grande y un techo de más de seis metros.
Sin más os dejo con el reportaje de la escuela ;)


 Según entramos nos encontramos con este aula, el único que había, por lo que el sitio cerraría con pocos alumnos y se trasladarían a una ciudad más grande.


 Este lugar se encontraba increíblemente bien, aunque no estaba virgen 100%, el mobiliario estaba completo, tan sólo habían apilado tres o cuatro radiadores con intenciones de llevárselos, aunque sin suerte.




Otro aula, este para la parte práctica.







Al lado de la entrada principal se encontraba este piano, seguramente originario del hotel, y se quedó allí mientras el edificio se usaba como escuela.



Sonaba bastante mal :(














Dudo que este patio de luces existiese cuando el sitio era hotel, o al menos, no de esta manera.


No había cocinas comunes, por lo que los alumnos tenían varias cocinas individuales en sus pequeños apartamentos.




Este abandono era bastante diferente a algunos de los que pudimos ver, y no por su estructura ni por su estado (que era más o menos normal) sí no por que al ser un sitio que aún es bastante desconocido, no se había tocado prácticamente nada de la distribución original, y eso era visible por que la forma de organización de muebles era algo común para el tipo de edificio.








Los primero dormitorios empezaban a aparecer, y aún quedaba unas cuantas plantas por encima nuestro...


La escalera era una de las partes más llamativas, además del ascensor de principios-mediados del S.XX.


El antiguo comedor se usaba como otro aula (quién pudiera recibir clase ahí)





La sala colindante al comedor se usaba como gimnasio.






 El salón visto desde arriba era aún más impresionante.











En  los pisos superiores la mayoría las habitaciones estaban amuebladas,  y eran dependencias, que hace más tiempo habrían sido las habitaciones del hotel.


Curioso el que todas las habitaciones tuviesen lavabo, a modo de pensión u hotel de gama baja.


En los pisos de arriba, el lugar empeoraba considerablemente, aunque en general, el edificio estaba bastante mal (llevaba cerrado apenas ocho años)




Parte del tejado ya se había venido abajo.




 Esta habitacion, imagino que sería una antigua suite, era mucho más grande que las demás.








 Otro aula con espalderas?


 Habitación más típica del sitio.




Por último mi hermano y yo dimos un repaso, y bajamos al sótano.







Espero que os haya gustado el primer reportaje de esta fantástica salida :)




jueves, 19 de febrero de 2015

The Horror Palace 2.0

Parece ser, que ni unos cuantos golpes facilitados por la Guardia Portuguesa, ni los insultos de unos cuantos "celosos" son capaces de impedir volver a visitar este fantástico lugar que no deja de sorprendernos.
Por ese motivo, dedico este reportaje a todas aquellas personas que en el momento en el que subí la primera visión del lugar, se atrevieron a desmentir el abandono y a faltar al respeto a las personas a las que nos agredió la policía. Imagino que tarde o temprano veréis el reportaje...
No tengo nada más que decir sobre el lugar, tan sólo que nos tiramos unas cuantas horas ordenando el lugar para que se pudiesen hacer fotos más o menos decentes, el interior se mantiene prácticamente igual a cuando fuimos por primera vez, aunque algunos objetos desaparecieron...Ah! y esta vez no hubo problema con la policía
Disfrutad de uno de los preciosos palacios que aún quedan en Portugal a salvo de gentuza :)

 El tiempo, a diferencia de un año y medio para atrás, en nuestra primera visita, no era demasiado bueno, la lluvia no cesó en el tiempo que estuvimos en el interior, pero ni dentro ni fuera jajaja




Las cocinas modernas cutres, parcialmente inundadas.






Las cocinas originales, seguramente de la misma época en la que se construyó la primera parte del palacio (S.XVII) que por aquel entonces no sería más que una simple casa, el resto de la construcción fue un añadido de mediado-finales del S.XIX, sería entonces cuando se añadiesen las molduras y la inmensa mayoría de los muebles.






 Uno de los salones estaba en este corredor, quizás esta fuese una de las pares más afectadas en el año diferencia del primer reportaje a éste, de hecho comienza a hacerse peligroso caminar por él...








Las habitaciones estaban la mayoría en el mismo pasillo, tan sólo el dormitorio principal estaba en un ala diferente, lindando con la puerta principal.








Otro salón, éste más pequeño, pero con bastantes detalles.







Yo no viviría aquí... al menos en el estado en el que está ahora, y ciertamente este sitio no está abandonado ¿alguien me explica qué lugares si lo están? aún no conocí ninguno xD





Uno de los dos dormitorios principales, con muebles idénticos a los de El Palacio Del Jako.






Y el otro dormitorio principal, es curiosa la reforma  que hubo, mientras en el anterior dormitorio, no se respetó la forma del tejado original  (a juzgar por otros palacios similares, debió tener un artesonado simple, sin formas) en esta, aunque el artesonado desapareciese, o se cubriese con las molduras, aún mantiene las forma abovedada del mismo.








El comedor principal, que era una de las partes más revueltas de la casa (motivo por el que no lo fotografié anteriormente) ahora, más disfrutable.






El precioso hall palaciego.



Mi dormitorio preferido jajajaj






Salimos del palacio propiamente dicho, y tras atravesar la selva de hubo un jardín, llegamos a la casa de los criados, más pequeña pero con dos plantas y unas cuantas habitaciones.






Y por último esta foto hecha el mismo día en la playa.

Espero que os haya gustado el lugar y las fotos :)